Borrador automático

Borrador automático

Como parte del Proyecto de Nación, que impulsa rumbo a la Presidencia de la República de 2024, el senador Ricardo Monreal Ávila propuso democratizar la vida interna de los partidos políticos y perfeccionar figuras como la consulta popular, la iniciativa popular y la revocación de mandato.

En el capítulo del Proyecto de Nación denominado “Estado de Derecho, Social y Democrático”, que dio a conocer el legislador desde Anenecuilco, Morelos, el coordinador parlamentario de Morena insistió en que es necesario expandir la democracia al ámbito de los partidos políticos.
Dijo que la crisis de representación política, señala, se originó en buena medida, a partir del distanciamiento ideológico y programático entre la sociedad y estos institutos, así como por el anquilosamiento de las estructuras partidistas que tienden a la formación de oligarquías que dominan su vida interna.
“Por esa razón, no es posible hablar de un gobierno democrático, si la antesala, la vida interna de los partidos, está dominada por prácticas antidemocráticas en todos los ámbitos de la vida partidista”.
En este proceso de democratización, agregó el senador, deben garantizarse condiciones institucionales para la toma de decisiones y la resolución de conflictos internos; así como mecanismos democráticos para el acceso a cargos de poder.
De igual forma, la democratización del sistema de partidos implica hacer efectivas la transparencia y la rendición de cuentas, ya que, como entidades de interés público, los partidos políticos se benefician de un copioso financiamiento público para satisfacer sus necesidades.
“La dimensión democrática del Estado que proponemos es un llamado a mantener los mejores elementos de nuestros sistemas electorales y de partidos, y revisar aquellos aspectos que, desde una construcción que reconcilie la pluralidad política de nuestro país, puedan abonar al perfeccionamiento de nuestra democracia”.
Monreal Ávila asentó que el respeto a la voluntad popular, la ampliación de la participación ciudadana, el perfeccionamiento de la rendición de cuentas y la apuesta por una cultura democrática dentro y fuera de los espacios tradicionales de participación política, representan una nueva etapa en la transformación de México.
Además, subrayó la necesidad de perfeccionar algunos aspectos del sistema electoral, para reajustar las condiciones del juego democrático hasta satisfacer a todos los actores involucrados.
Dijo que la siguiente etapa en la ruta de la apertura política, implica la ampliación de la participación ciudadana, pues el involucramiento de la sociedad en la toma política de decisiones es determinante para cerrar la brecha de representación entre autoridades y ciudadanía.
Para ello, las conquistas alcanzadas en materia de democracia directa: consulta popular, iniciativa popular y revocación de mandato, pueden perfeccionarse para hacerlas más accesibles; pero también es necesario ampliar su alcance y que se conviertan en parte de la realidad institucional en todos los niveles y órdenes de gobierno.
Además, planteó la necesidad de instrumentar mejores mecanismos para evaluar la eficacia y la eficiencia gubernamental, fortalecer a las organizaciones de la sociedad civil y proteger a las y los defensores ambientales.
0-0-0-0

A %d blogueros les gusta esto: